submit2
Inicio / Se hace fuerte en casa

general      17-05-2017
Se hace fuerte en casa
imagen
Central Córdoba volvió al triunfo en el Gabino Sosa al doblegar por 2 a 0 a Argentino de Quilmes, gracias a los goles de Ramiro Rocca y Diego Migueles. Los dirigidos por Ariel Cuffaro Russo aprovecharon el empate de Cambaceres y tomaron algo más de aire en la lucha por no descender.
 
El Charrúa estaba ante la obligación de demostrar que la caída ante Berazategui de la semana pasada no había sido más que una mala tarde. Era necesario exhibir un rendimiento superador que permita quedarse con los tres puntos. Y la realidad es que el equipo estuvo a la altura de esas exigencias.
 
Sin brillar, está claro, pero con muchísima personalidad, fue levemente superior a un Argentino de Quilmes que llegaba sexto en la tabla de posiciones y con una racha de cuatro partidos sin caídas.
 
Córdoba mostró lo mejor de su juego en la primera parte. La posibilidad de abrir el marcador en los minutos iniciales, a través de la definición de Ramiro Rocca tras una serie de rebotes en el área, le dio la tranquilidad y la confianza para manejar el desarrollo del partido a su gusto.
 
Y en esto mucho tuvo que ver una de las dos figuras de la tarde: Diego Migueles. El mediocampista, que hoy hacía su debut como titular, jugó un partido brillante no sólo en la recuperación, también en la creación, y lo coronó con un golazo de cabeza sobre el cierre del primer tiempo.
 
La etapa inicial, que terminó 2 a 0, bien pudo haber tenido un marcador mucho más abultado. Por un lado, porque los azules dispusieron de varias chances para aumentar la ventaja, como una pirueta de Rocca que salió besando el palo y otro cabezazo de Migueles que se estrelló en el travesaño.
 
Como contrapartida, el Mate también tuvo sus oportunidades, pero se encontró con el otro hombre destacado de la tarde: Matías Giroldi, quien tapó tres mano a mano tremendos ante Sergio Valenti.
 
El segundo tiempo fue otra historia. Con la ventaja, el Matador cedió la iniciativa y se dedicó a aguantar las arremetidas rivales, apostando a la velocidad de los hombres de ataque para definir el pleito de contraataque. Poco más sucedió en el transcurso del complemento, más allá de un par de situaciones en los pies de Juan Carlos Lescano que no tuvieron final feliz.
 
En definitiva fue victoria charrúa. La tercera en los últimos cuatro partidos en Rosario, lo que demuestra que de a poco se va construyendo una localía fuerte, cuestión clave para cualquier equipo con aspiraciones. El empate de Cambaceres ante Midland permitió estirar la ventaja a diez unidades y ganar cierta tranquilidad con relación a los promedios.
 
Ahora el desafío es poder repetir actuaciones como la de hoy fuera de casa. Y el compromiso del lunes ante el débil Dock Sud parece la oportunidad ideal para comenzar.
 
 
Alejandro López Vega
Foto: Juanjo Cavalcante